SOLOS ANTE LA COCINA

Cuando llega ese momento en el que, por una u otra razón, nos vemos solos ante la inmensidad de una cocina vacía nos entra el pánico y acabamos siendo presos de la comida a domicilio.

Por eso, hoy te traigo unos consejos para sobrevivir en la aventura de la cocina sin descuidar tu alimentación.

  •  Planificación semanal: es algo esencial tanto si cocinas para uno o para varios. Planifícate según los días que comas en casa, posibles salidas, tuppers… De lunes a domingo, tanto las comidas como las cenas. Una manera de lograr una completa comida es dividirla en los tres grupos que siempre tienen que estar presentes: verdura, hidratos y proteínas. Así no se te escapará ninguno. Una vez lo tengas planificado es el momento de hacer la lista de alimentos que necesitas.

 

  • Ten una buena despensa: no hace falta ir todos los días a la compra, gastarías tiempo del que seguro no dispones. Con una compra semanal será suficiente, pero planifica bien lo que tienes que comprar según lo que ya tengas por casa. Si dispones con antelación de una buena despensa en la cocina te ahorrará tiempo.
    • Conservas: de legumbres (garbanzos, lentejas, guisantes… en ensaladas como en caliente, listas para comer), de verduras (espinacas, judías verdes, menestras… con infinidad de preparaciones), de pescado y marisco (latas de sardinas, de atún, de mejillones… la de cenas que te pueden salvar).
    • Frescos: frutas, verduras y lácteos (al ser perecedero debes incluirlo en tu día de compra semanal y según lo que necesites en tu planificación), carne y pescado (compra para varias veces o los paquetes familiares y en casa congélalos por raciones individuales, así no se pondrán malos y descongelarás la cantidad justa).
    • Congelados: ahora ya hay de todo congelado, así que podrás encontrar gran variedad donde elegir.

 

  • Variedad en las preparaciones: se lo fácil y rápido que es freír cualquier cosa, pero estarás de acuerdo que no es algo que se deba hacer todos los días y que incluso comidas más saludables son más rápidas de hacer. Preparar una ensalada con latillas y una bolsa de lechuga preparada, abrir un par de botes de conserva, mezclar y calentar u optar por «a la plancha», incluso hacer arroz o pasta en el microondas no te llevará más de 10 minutos. Un recipiente de cristal/silicona con tapa y un microondas obrarán milagros en tu cocina. Y por recetas que no sea, en internet y YouTube podrás encontrar desde lo más básico hasta sorprender a cualquiera con algo tan rico que nunca pensaste en que serías capaz de hacerlo.

 

  • Alíate a los tupper: si tienes el privilegio de tener a una madre que se quede todo un finde semana metida en la cocina preparándote todo tipo de tupper, aprovéchate de ello, pero ten algún detallito de vez en cuando. Si no es tu caso, puedes convertirte en una y, en un “pis pas» prepararte unos tupper de rechupete. Solo necesitas 1-2 horas a las semana.  En ese tiempo podrás hacer con una olla maravillas con las legumbres, con una cazuela y una receta de internet un guiso con una salsa para mojar media barra de pan, pistos, lasañas… Puedes hacer varias preparaciones a la vez e incluso entre medias limpiar los fardos de pelusas de debajo de la cama o poner el armario ordenado por colores. No hay excusas. Te aseguro que cuando acabes y veas los tupper preparados y listos para congelar te sentirás más hueco/a que las gallinas. Y qué decir cuando llegues estresado/a a casa y con un golpe de microondas tengas tu propia comida lista.

 

Espero que con estos consejos se te quiten los miedos a enfrentarte a la cocina y, ésta se convierta en aliada con la que conseguirás recetas estupendas mientras cuidas tu alimentación.

 

Para terminar te voy a recomendar varios canales de YouTube y un par de páginas de recetas, ¡completas completas!

YouTube: Recetas de cocina, Cocina para Todos, Platos Fáciles.

Internet:

http://www.consumer.es/alimentacion/recetas/

http://cocina.facilisimo.com/

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad