Embutidos de pavo

La gente es consciente que los derivados cárnicos procedentes del cerdo son elevados en calorías y en grasa. De hecho, cualquier persona que quiera cuidar su corazón y bajar unos kilos sabe que debe evitar los embutidos de cerdo. Pero… ¿Qué pasa con los embutidos de pavo? El pavo es una carne baja en grasa, de hecho una pechuga de pavo tiene menos grasa que una pechuga de pollo. La industria de la alimentación está empezando a usar pavo para ofrecer una alternativa a los embutidos de cerdo. Desde hace tiempo se comercializa pechuga de pavo como alternativa al jamón cocido. En este caso se ha conseguido una pequeña reducción de calorías y de grasa en el producto. Este hecho no convierte a los productos elaborados con pavo en productos “sin calorías” o “bajos en grasa”. Sólo hay que mirar las etiquetas para darse cuenta de que las salchichas, longanizas y chorizos elaborados con pavo tienen las mismas calorías y la misma elevada cantidad que grasa que sus productos originales a base de cerdo.

En el vídeo que os proponemos hoy, hemos analizado más de 10 opciones dentro de los embutidos de Pavo que puedes encontrar en tu supermercado (Mercadona, Día y un mercado municipal de Barcelona).

Aquí os mostramos también lo que 100 g de diferentes tipos de embutidos (pavo y cerdo)  aportan:

PRODUCTO KCAL PROTEÍNAS GRASAS GRASAS SATURADAS HIDRATOS DE CARBONO
Chorizo de pavo 306,6 kcal 26,1 g 22 g 8g 2 g
Chorizo de cerdo 318 kcal 27 g 23,1 g 9,6g 0,5g
Fuet de pavo 463,3 kcal 20 g 41 g 15 g 5 g
Fuet cerdo 447 kcal 19,5 g 42 g 15,5 g 5,5 g
Pechuga de pavo 78 kcal 16 g 0,7 g 0,07 g 2,1 g
Jamón cocido cerdo 108 kcal 19 g 3g 1,1 g 1,3 g
Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad