2 recetas con café que no te van a gustar… ¡Te van a encantar!

Son muchas las personas que, para empezar el día realmente bien y con energía, necesitan tomarse un buen café. A otras, también les cuesta terminar la comida del mediodía sin beberse uno, y también mucha gente lo necesita por la tarde.

Pero lo cierto es que no solo se puede disfrutar de un café delicioso en forma de bebida, sino que se puede integrar como ingrediente en numerosas recetas para darle un toque muy especial. Un postre saludable en el que el sabor protagonista sea el del café suele resultar todo un éxito. Incluso entre personas que no están acostumbradas a tomarlo.

¿Te gustaría probar? En ese caso, no dudes en tomar nota de las dos recetas que vas a encontrar a continuación y que, con toda probabilidad, te encantarán y te servirán para sorprender a los tuyos.

1.   Bolitas de avena y café crujientes

Ingredientes:

  • 1/3 taza de café fuerte y frío
  • 1/3 taza de leche entera
  • 2 ½ tazas de avena en copos
  • 3 huevos
  • ½ barrita de mantequilla
  • ⅔ taza de sirope de arce o pasta de dátiles
  • 1 cucharadita de levadura
  • Una pizca de sal
  • 1 taza de nueces picadas
  • ¾ taza de frambuesas frescas troceadas

Elaboración:

Lo primero que haremos será preparar el café (si quieres que te salga sublime, descubre las cafeteras que ofrece Nespresso aquí. Más información en Facebook) y dejar que se enfríe por completo. En tanto que el café se va enfriando, derrite la mantequilla a fuego bajo o en el microondas.

En un bol, mezcla bien los ingredientes secos: los copos de avena, la levadura y la sal. Coge otro bol e incorpora en él los huevos, el café, la leche y el sirope de arce (o, si prefieres una versión aún más saludable, la pasta de dátiles). Añade los copos de avena al otro bol y mezcla todo hasta obtener un resultado homogéneo. Deja reposar durante unos 10 minutos para que la avena se impregne del sabor del café y del resto de ingredientes.

Mientras tanto, pon el horno a calentar a 300ºC y prepara una bandeja engrasándola ligeramente o con papel de horno. Añade a la mezcla las nueces y las frambuesas y remueve. Ya tenemos lista la preparación; solo nos queda darle forma, para lo que podemos ayudarnos de una cuchara o usar directamente las manos hasta conseguir bolitas de unos 5 centímetros.

Coloca las bolitas en molde, baja la temperatura del horno a 200ºC y hornea durante 35 minutos o hasta que veas que están doradas. Y voilà, ya estará lista esta riquísima receta llena de energía que con su delicioso sabor a café es perfecta para quitarnos el antojo de dulce.

2.   Helado saludable de café y plátano

Ingredientes para 2 personas:

  • 2 o 3 plátanos maduros (según el tamaño de los plátanos)
  • 1 cucharada de café
  • 1 cucharada de leche vegetal (soja, almendra…)
  • Esencia de vainilla
  • Avellanas troceadas
  • Chocolate negro troceado

Elaboración:

El plátano hay que prepararlo con antelación, al menos 5 o 6 horas antes de hacer el helado para que se congele bien. Escogeremos plátanos muy maduros, que cortaremos en trozos y congelaremos. Esto es lo que le proporciona la textura al helado, por lo que es importante no ser impacientes y darle al plátano el tiempo de congelación suficiente (podemos congelar de sobra y así tener siempre a mano).

Pondremos en la batidora los plátanos, el café, la leche vegetal y la vainilla. Las cantidades son orientativas, ya que van un poco al gusto. Si eres muy fan del sabor intenso del café, te recomendamos añadir un poco más, aunque ten cuidado con añadir demasiado líquido. Trituraremos hasta conseguir la textura deseada, para lo que es importante no triturar en exceso. Cuando ya esté listo, solo tenemos que poner el chocolate y las avellanas en trocitos a modo de topping.

Esta receta no puede ser más sencilla y deliciosa, a la par que saludable, y podemos volvernos creativos añadiendo frutas, cacao, avena como topping… ¡Ya no hay excusa para privarnos de comer helado en verano!

 

Foto de Dream79

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad